El post de hoy, no va sobre consejos o looks de maquillaje. Es un post diferente que ni siquiera sé qué título darle, solamente quiero escribir sobre lo que siento aquí, ahora. Posiblemente una reflexión nocturna sobre la vida. Cuando todos duermen yo me pongo mi música y a escribir. La verdad que es una de las cosas que más me relaja (aparte de maquillar), y ahora necesito relajarme después de un
día un poco agitado.

Si hace un par de años alguien me hubiera dicho que yo sería capaz de escribir un texto, contar algo mediante un post, me hubiera reído en su cara porque en mis años de estudio nunca se me ha dado bien, pero claro la diferencia está en que las cosas solo salen bien cuando salen del alma y no cuando hay una obligación de por medio. Se que no lo hago del todo bien, que tengo mis fallos ya que no soy escritora y el español no es mi idioma nativo, pero dicen que equivocarse siempre es bueno, equivocarse significa evolucionar. Y yo lo que quiero es eso, no quedarme estancada. Quiero creer que eso es posible a pesar de los obstáculos que la vida se empeña en ponernos a todos por delante, a pesar de los miedos que todos sentimos. Una frase motivadora que siempre me viene en mente a la hora de hacer algo nuevo es: » Hazlo. Y si tienes miedo hazlo con miedo.»

Bueno en realidad lo que quiero destacar con este post es todo lo que hay detrás de cámaras, digamos. Ahora entenderás a qué me refiero.

-¿A qué te dedicas? ¿Trabajas?- Preguntas que te suelen hacer cuando conoces a alguien…

-Soy maquilladora, no trabajo para una empresa sino que soy autónoma.

Te miran con cara rara probablemente pensando… pero ¿eso es un trabajo estable? ¿Se puede vivir de eso?…esta solo pasa el día «pintándose» y haciendo fotos para subir al Facebook, no sabe lo que es realmente trabajar. Algunos lo piensan y otros hasta te lo dicen. Aquí están los frustrados, los que trabajan en cosas que no los hace felices, trabajan por obligación o por miedo a salir de la rutina, de la zona de confort, de la «seguridad» que puede ofrecer un sueldo fijo y unas vacaciones pagadas. Los que han sido educados para trabajar como burros para los sueños de otros. Ojo, no digo que trabajar por cuenta ajena sea una cosa mala siempre y cuando la persona es feliz y el trabajo le produce satisfacción.

Dicen que si eliges un trabajo que amas, no tendrás que trabajar ningún día en tu vida. Por algo será..

Al otro lado están los que piensan que eres una afortunada por vivir entre maquillajes caros, brochas, modelos, bodas, shootings etc. Una vida de lujo vamos.

Y si, me siento una afortunada por tener la oportunidad de dedicarme a lo que realmente me hace feliz, ganarme la vida haciendo lo que amo, o por lo menos la satisfacción de estar intentándolo
día tras día, es enorme. Y para eso doy las gracias a todas las personas que están a mi lado ayudándome y también aprovecho para agradecer a todos los que confían en mi y contratan mis servicios.

Pero, como os contaba mas arriba hay un «detrás de cámaras». Y es que la vida de una maquilladora autónoma no consiste solo en maquillar, que ojala así fuera, sino que consiste en un millón de cosas mas que hay por detrás y no se ven.
(hablo sobre las maquilladoras porque es mi caso, pero seguramente es lo mismo para el resto de autónomos que se dedican cosas diferentes).

Ser maquilladora autónoma significa estar día y noche dándole al coco para sacar ideas para generar trabajo, generar ingresos, porque nosotros si no nos movemos por nuestra cuenta, nadie va a tocar nuestra puerta para ofrecernos trabajo.

Conseguir clientes, esforsarze para mantener a los clientes satisfechos y ofrecerles cada vez un mejor servicio. Crear contenido para redes sociales, porque claro, hoy en día si tu negocio no esta en redes simplemente no existe. Pero no vale estar de cualquier manera sino que estar presente a diario en la vida de los seguidores, cuidarlos, interactuar con ellos y hacer que interactuen contigo.. No quiero ofender a nadie, pero tal y como va el mundo ahora, si expones tu trabajo casi nadie le hace caso, pero si expones tu vida privada todo el mundo, palomitas al microondas y a ponerse al día.

Hacer maquillajes perfectos y fotografías aun mas perfectas.( Nunca me hubiera imaginado lo difícil que puede llegar a ser sacar una buena foto de un look de maquillaje. Me tiro 30 minutos haciendo un maquillaje y 3 horas sacando fotos para luego elegir una y esa de calidad media.) Ya ni te cuento sobre lo que es grabar un video y todo lo que se necesita para ello. Hacer sesiones en colaboración con otros profesionales para crear un book y unas imágenes de calidad para poder enseñar tu trabajo al mundo y a los posibles clientes.

Cuidar el kit de maquillaje, preocuparse por tener los mejores productos, tener todo limpio y en perfectas condiciones. Estar siempre informados sobre nuevas tendencias, nuevas técnicas. Formarse cada cierto tiempo para no quedarse atrás. Hacer y mantener las relaciones con tus contactos tanto online como personales. Papeleo, precios, preparación de material y contenido para los cursos. Preocuparse por hacer siempre cosas diferentes para destacar y superarse a si mismo. Tener una buena presencia, ir bien vestida, peinada, maquillada, uñas, todo todito todo….

Todo esto cuesta, cuesta tiempo, dinero, nervios y momentos con la familia perdidos… Y todo para que después algunos digan que los servicios de una maquilladora son muy caros. Pues no, no son caros, son unos servicios de lujo que no todo el mundo puede permitirse, así de simple.

Y aparte de todo esto nosotros también tenemos familias, maridos, hijos casas, amigos, cosas personales por resolver que muchas veces pasamos a segundo plano ya que o bien estamos cansados o bien el tiempo vuela y cuando nos damos cuenta ya paso otra semana y así la vida. Ah y que no se me olvide, también somos personas necesitamos nuestros momentos de desconexión y paz.

Pero bueno nadie dijo que fuera fácil así que, a seguir sonañdo pero a la vez luchando por nuestros sueños!

P.D Como veis ya tengo un titulo para este post. Estar atentas porque es posible que este post tenga alguna continuación, en un futuro..

¡Feliz vida!